Cocido Gallego, un plato para disfrutar una y mil veces

 

La cocina española es muy basta en cuanto a su variedad alimenticia. Su gran aporte gastronómico ha llevado a España a un lugar de privilegio en cuanto a cocina internacional.

El cocido gallego, es un platillo típico de esta cocina internacional, similar al cocido madrileño. Este alimento, es muy nutritivo y delicioso, ya que aporta gran variedad de alimentos que van desde carnes hasta verduras.

Procedente de Galicia, este cocido es similar a un guisado en donde los garbanzos son también los ingredientes más destacados.

Cocido gallego, ingredientes y preparación:

Para poder preparar esta deliciosa receta igual que un experto cocinero en Galicia, utilizaremos los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de garbanzos
  • 250 gramos de tocino
  • 500 gramos de pata de cerdo
  • 500 gramos de costillas
  • 250 gramos de panceta
  • Dos manojos de brócoli
  • Dos repollos grandes
  • Cuatro patatas
  • 500 gramos de pollo en trozos
  • Tres chorizos colorados
  • Sal, pimentón dulce (dos cucharadas), pimentón picante (una cucharada).
  • Huesos de jamón

Para elaborar este alimento, se dejan los garbanzos en remojo por 12. También se deben desalar la panceta, el cerdo y el jamón (24 horas antes en agua tibia). En la olla, colocamos, los huesos, los garbanzos y la carne (no los chorizos), los cuales incorporaremos luego. Tapamos todos estos ingredientes con agua e incorporamos pimentón dulce. Calentamos la olla hasta el hervor, moderando el fuego y salando a la mitad de la cocción.

A medida que se vaya cociendo la carne la vamos retirando, poniéndola en una fuente.

En otra olla aparte cocinamos los brócolis, repollos, papas y chorizos, dejando que se cocine alrededor de 15 minutos.

En un recipiente grande procedemos a añadir todos los ingredientes de manera separada (los garbanzos, la carne, los brócolis, los chorizos y las patatas). Luego de eso el cocido gallego está listo para disfrutar en familia.

 

Receta cortesía de Galice insolite

Conoce aquí las 7 Comidas más raras del mundo

Las comidas forman parte del día a día del ser humano, pero que sucede cuando estas vienen de productos o animales de los cuales nunca habías escuchado o por lo menos no pensabas en tu vida que podían utilizar como plato y en algunos casos aunque asquerosos podrían llegar a ser “sabrosos”. Desde Coruña Hoy nos traen este listado con los 7 alimentos más raros del mundo:

1.-Zumo de ojo de oveja

En Mongolia, existe un remedio para la resaca que consiste en tomarse un vaso con jugo de tomate, vinagre y ojos de ovejas, esta mezcla está compuesta de vitaminas que ayudan aliviar al dolor de cabeza.

2.-Hormigas culonas

Aunque no lo crea estas hormigas son tostadas vivas y sazonadas con sal y se pueden comer en Colombia, especialmente en el estado de Santander. Este platillo resulta atractivo para las personas que viajan al lugar.

3.-Pez Globo

Este plato es más común en Japón y resulta ser uno de los más peligrosos pues estos peces tiene un veneno conocido como la tetrodo toxina que es capaz de matar a 30 personas, solo con un pez, esta comida solo puede ser preparada por chef que sean capaces de eliminar por completo esta toxina.

4.- Pulpo vivo

Conocido mayormente como Sannakji, es un plato que se prepara en Corea del sur y aunque suene extraño, el animal es servido con vida solo con aceite y semillas de sésamo. Es un platillo que hay que comer con cuidado pues los tentáculos se pueden pegar al paladar o la garganta de la persona y terminar asfixiándolo

5.-Carne de Canguro

Es una de las menos desagradables de comer pues tiene una textura parecida la carne de res o de venado solo que más dura y es servida en Australia.

6.- Escamoles

Es una receta mexicana que consiste en freír con mantequilla y especias a las larvas de las agresivas hormigas negras para luego ser envueltas en unas tortillas, es conocido también como caviar de insectos.

7.-Croquetas de avispas

Se encuentran en Japón y consisten en hacer una galleta con avispas este platillo se puede encontrar en un pueblo llamado Omachi.

 

 

 

Rellenos para tartas dulces, crema pastelera

Las tartas dulces son una buena opción para la hora de la merienda o del desayuno en muchas ocasiones también pueden ser servidas como postre, sus rellenos pueden variar y también las tartas pueden tener un enrejado de masa como motivo decorativo.


Algunos de los rellenos para tartas dulces,  pueden ser frutos, como duraznos o frutillas, también algunas tartas suelen ser rellenas de kiwis, o naranjas, la clásica pasta frola es simplemente una tarta rellena con dulce de membrillo o de batata que posee un enrejado de masa.
También las tartas dulces pueden ser rellenas de ricotta, crema pastelera, dulces, mermeladas o  manzanas, crema chantilly, merengue batido, etc, también se puede combinar frutos con cremas, como es el caso de frutilla con crema pastelera, o también con frutos secos, como nueces almendras molidas, etc.

Todas estas opciones suelen ser muy fáciles de preparar y las tartas pueden ser decoradas además para darle mayor brillo en la superficie por mermelada d durazno.

Crema Pastelera, el complemento perfecto en la cocina

Muchas personas disfrutan diariamente de la crema pastelera, ya sea en diferentes tipos de postres o dulces, pues su composición es muy deliciosa ya que es un complemento perfecto en la repostería mundial, puesto que puede ser utilizada para rellenos de pasteles, facturas o dulces, base para cremas de mayor complejidad o también como acompañamiento repostero.

A diferencia de lo que se cree, la crema pastelera es muy fácil de preparar, ya que para su elaboración no se necesitan gran cantidad de ingredientes. Es por este motivo, que la crema pastelera es tan famosa dentro del mundo de la pastelería. Su gran sabor, versatilidad y fácil preparación la convierten en el aliado perfecto para los grandes reposteros del mundo.

Cómo preparar la mejor crema pastelera

Si eres una persona que disfruta la cocina y deseas aprender a elaborar esta crema tan sabrosa, te invitamos a que puedas seguir los pasos para que te conviertas en un experto de la repostería contemporánea.

Los ingredientes que necesitaremos para elaborar esta deliciosa crema pastelera son:

  • Leche entera (medio litro)
  • 90 gramos de azúcar
  • Cuatro huevos grandes
  • 25 gramos de mantequilla
  • 50 gramos de harina
  • Esencia de vainilla (una cucharada chica)
  • Limón (media piel)

crema pasteleraPara preparar la crema pastelera, lo primero que debemos realizar es verter los huevos sobre una cacerola, batiéndolos bien. Luego de esto, añadimos el azúcar (sin dejar de mezclar). El tercer ingrediente a incorporar es la leche, junto con la esencia de vainilla. Seguimos mezclando y agregamos la harina tamizada (añadir paulatinamente), hasta que se consiga la mezcla deseada.

Para finalizar ponemos a calentar esta mezcla a fuego moderado, adjuntando la piel de limón y la mantequilla (en este punto es muy importante mezclar para dar consistencia a la crema).

Una vez hecho esto es necesario que la mezcla no llegue al hervor, por lo cual, mezclar sin cesar es prioritario, de esta manera conseguiremos nuestra crema pastelera profesional lista para acompañar los pasteles que deseemos.

Crema Pastelera

Postre
La crema es una familia de preparaciones con una consistencia cremosa, que más comúnmente se refiere a un postre o a una salsa de postre, pero también puede prepararse para ser usada en comidas saladas. Wikipedia
Información nutricional de la crema Pastelera
Crema
Cantidad por100 gramos
Calorías 122
Grasas totales 4 g
Ácidos grasos saturados 2 g
Ácidos grasos poliinsaturados 0,3 g
Ácidos grasos monoinsaturados 1,1 g
Colesterol 51 mg
Sodio 84 mg
Potasio 207 mg
Hidratos de carbono 18 g
Fibra alimentaria 0 g
Azúcares 4,8 g
Proteínas 4 g
Vitamina A 182 IU Vitamina C 0,1 mg
Calcio 139 mg Hierro 0,3 mg
Vitamina D 47 IU Vitamina B6 0,1 mg
Vitamina B12 0,5 µg Magnesio 16 mg

Trufas de mantequilla de mani o cacahuete

Trufas de mantequilla de mani

Ingredientes:
  • 2tazas (350 g) de chispas de chocolate de leche
  • 1/2taza de crema batida
  • 2cucharadas de mantequilla
  • 1/2taza de mantequilla de maní o cacahuetes
  • 3/4taza de manies finamente picados

Preparación:
Convinar las chispas de chocolate con la crema, y mantequilla en una olla; derretir a fuego bajo, revolver cada rato. Agregar la mantequilla de maní, revolver bien. vertir en un molde para pay. Refrigerar por al rededor de 1 hora hasta que este suave, seguir revolviendo
Formar con la mezcla, bolas de aproximadamente 3.5 cm, usando una cuchara, colocarlas sobre papel encerado.
Poner los manies en un recipiente. Rodar las bolas en el maní, acomodarlas en capacillos de papel.( si los manies no se adhieren a la trufa por que este dura, ruede la entre las manos para así suavizar la superficie)
Las trufas pueden refrigerarse de 2 a 3 dias o congelarlas así duran por algunas semanas
Nota: receta alcanza hasta para 36 unidades
Consejo: para un mejor contraste, rodar algunas trufas en cocoa en polvo

Congelar frutas

Sabrosas y saludables, las frutas son realmente maravillosas. Algunas veces las compramos en pequeñas cantidades por temor que al no comerlas rápido terminen dañándose. Pero no tiene por qué ser así. Casi todas las frutas pueden congelarse y si se hace como debe ser, podremos disfrutar de ellas cuando queramos. Solo hay que tener presente algunos consejos porque puede resultar decepcionante el resultado si no se toman en cuenta ciertos aspectos importantes.

Lo primero es lavar con agua fría las frutas, secarlas y picarlas. Deben estar en su punto óptimo de madurez y sin golpes.

Si la fruta tiene poco contenido acuoso puede guardarse directamente en las bolsas o recipientes donde será congelada. El aire debe extraerse en el caso de las bolsas y no llenar en su totalidad.

Las frutas jugosas se tratan de manera diferente: una vez lavadas y secas se colocan en una bandeja, cuidando que no estén superpuestas o pegadas unas a otras, se meten a congelar. Cuando se han endurecido, se guardan en las bolsitas o envases y se vuelven a meter al congelador. Esto ayuda a que la fruta mantenga su forma y textura.

Otra de las maneras más recomendadas para congelar frutas blandas es con azúcar. Luego de haber lavado y secado las frutas, las sumergimos en un recipiente con azúcar, las colocamos en una bandeja (igualmente cuidando el espacio entre ellas), se llevan al refrigerador. Una vez que estén duras, se sacan, se les retira el exceso de azúcar, guardándolas posteriormente en bolsas o en envases plásticos, se llevan de nuevo al congelador hasta el momento en que las vayamos a consumir.

No hay que olvidar que dependiendo de la fruta puede necesitar o no algún tipo de cocción y que no todas se congelan de la misma manera.