¿Qué comprar para una cocina nueva?


Si tienes una cocina nueva es normal querer comprar los mejores utensilios.
Existe una gran variedad de innumerables productos y modelos en artículos e instrumentos útiles y necesarios a la hora de cocinar, cada uno con un propósitos específico. 

Para no liarnos más Linea3Cocinas nos cuenta en este post cuáles son los utensilios y electrodomésticos que no pueden faltar en tu nueva cocina.

Diez (10) utensilios que no pueden faltar en una cocina nueva

Si recién te has mudado a una nueva casa. Has remodelado la cocina o quizás sea la primera vez que vives fuera de casa y no sabes cuál es el menaje de cocina que debes comprar porque con tantas opciones no sabes por dónde comenzar. A continuación te mencionamos los diez utensilios que no puedes dejar de comprar para una cocina nueva:

  • Ollas

Una de las cosas fundamentales en el menaje de cocina son las ollas. Siempre es importante seleccionar al menos de dos a tres ollas de unos 6, 4 o 2 litros al menos como base para comenzar en la cocina.  Es importante asegurarse de la calidad del material pues este es un utensilio de cocina usado a diario y por lo tanto es mejor optar por materiales tomando en cuenta la calidad de cocción, la resistencia y la durabilidad del artículo.

  • Vajillas

Barro, loza, vidrio o porcelana son algunos de los materiales de las vajillas. Escoge la de tu
preferencia siempre pensando en la cantidad de personas a la que necesitas servir. Siempre será recomendado al menos dos vajillas: una para uso diario y una para ocasiones especiales. Este artículo varía en cantidad de piezas por lo que se recomienda observes cuantas piezas sería la más útil antes de decantarte y comprar. 

  • Sartenes

Al igual que las ollas los sartenes son un elemento básico en la cocina. Es muy importante
la selección del material del sartén (acero inoxidable, vidrio, aluminio recubierto, titanio…). Siempre útiles para freír, sellar o cocinar. Los sartenes también varían en tamaño para comenzar un par de sartenes de diferentes tamaños, recomendamos que uno tenga mayor profundidad o y tapa pues es ideal para las cocciones a fuego lento.

  • Colador

El colador o escurridor es ideal para retirar por ejemplo: el exceso agua de las pastas, colocar alimentos para escurrir luego de freír o cuando se retira vegetales del agua. Se suele recomendar optar por un colador de buen tamaño y buen material. Uno de los mejores materiales para un colador es el acero inoxidable por su durabilidad, aunque los de silicona sin plástico están muy de moda por estos días.

  • Cuchillos, amolador y tabla de picar

Los tres mosqueteros de la cocina. Un par de cuchillos serán suficientes para cortar, picar y pelar. Uno tipo carnicero o de chef para las carnes es también útil para picar, rebanar o filetear cualquier alimento y otro más pequeño que es funcional para pelar ciertos alimentos. Es importante cuando compres cuchillos sumar un amolador para siempre mantenerlos afilados y evitar incidentes. Los cuchillos afilados debe ser apoyados en una buena tabla. Hay tablas de distintos materiales aunque si buscas una recomendación las tablas de madera son una excelente opción.

  • Bandejas 

En las compras para una cocina nueva no puede faltar bandejas para hornear ricas galletas, tostar pan en el horno o hacer exquisitas pizzas. Las bandejas son un artículo de cocina muy versátil también usadas para servir para colocar alimentos recién sacados de la estufa, parrilla, horno o para servir en las celebraciones. Tenga en cuenta el uso que le dará antes elegir el material de la bandejas éstas se encuentran en materiales como: acero inoxidable, plata, madera y plástico (estas últimas no son aptas para cocinar con fuego o calor).

  • Moldes 

En tu lista de compras de utensilios para la cocina nueva no pueden faltar unos moldes. Estos ideales para hornear pasteles, flanes o para llevar al horno cualquier postre de tu preferencia. Si no eres fanático de los dulces también pueden usarse para preparar una buena lasaña, hornear carnes blancas o rojas. En la sección de moldes de las tiendas se encuentran distintas formas y tamaños de moldes. Se recomienda, para comenzar, a comprar los más básicos como los redondos, cuadrados o rectangulares. Dentro de los tipos de moldes para cocina también encontrarás para postre fríos con formas divertidas.

  • Cubiertos, espátulas y cucharones

Compra los mejores juegos de cubiertos que tengas suficientes piezas para que estés preparado en caso de recibir invitados. Junto a los cubiertos un par de utensilios que no deben faltar para voltear o emplatar son las espátulas y cucharones que se encuentran en diversos materiales como: silicón, acero inoxidable o plástico libre de BPA y PET. En el caso de la cubertería se recomienda optar por juegos de veinticuatro o más piezas como mínimo. Uno de los mejores materiales es el acero inoxidable, aunque si puedes hacer la inversión bien puedes comprar cubertería de marca con baños de oro o plata.

Cuatro (04) electrodomésticos que no pueden faltar en una cocina nueva

Parece poco, pero si recién tienes una cocina nueva bastará con comenzar con pocos electrodomésticos pues el tiempo ya dirá cuales irás incorporando. Al principio bastarán solo cuatro que son:

  • Cocina o estufa a gas, eléctrica o con tecnología de inducción.
  • Horno, este puede venir incorporado o no a la cocina y es indispensable en la preparación de algunos alimentos.
  • Licuadora o procesador de alimentos, para preparar ricas salsa o deliciosos jugos y batidos.
  • Refrigerador o nevera, el último pero no menos importante, el refrigerador para mantener en buen estado los alimentos como carnes, frutas y vegetales.

Esto es solo para comenzar posteriormente se puede sumar un lavavajillas, una batidora, un microondas entre otros.

¿Qué se necesita para aprender a cocinar?

 

Cuando se trata de la cocina siempre existirán diferentes dudas, una de las más importantes es ¿Qué se necesita para aprender a cocinar? De manera que si eres una persona que tiene esta duda, en esta ocasión te la respondemos de una forma sencilla.

Solo tendrás que preocuparte por los aspectos que mencionemos y de allí podrás partir a cualquier cocina con el conocimiento básico, de igual forma con el tiempo tus habilidades se podrán pulir con nuevas técnicas, la instrucción adecuada y un curso de cocina para reforzar el aprendizaje obtenido en esta ocasión. Por lo que iniciamos con este largo viaje a continuación.

¿Qué se necesita para aprender a cocinar?

Para aprender a cocinar necesitas mirar recetas, seguir los pasos al pie de la letra y de esta forma tendrás un plato comestible. Pero, es importante reconocer que existen diferentes factores que pueden crear a un cocinero o destruirlo.

Si quieres aprender a cocinar desde 0 es importante que puedas comprar ingredientes de calidad, también contar con los materiales adecuados, ya que cada uno de ellos te facilitara la vida en cuanto a la cocina. Los materiales necesarios para aprender a cocinar son los siguientes:

  • Cuchillos

Una de las herramientas más importantes para cualquier cocinero son los cuchillos, estos tienen que tener un buen filo. En un principio solo necesitaras un cuchillo de cocinero, uno de sierra, uno para pelar y otro multiusos.

  • Cuchara de palo

En cualquier momento necesitaras mezclar ingredientes o tomarlos de una forma u otra, por lo tanto tendrás que conseguir una espátula y una espumadera también, no utilices estos materiales con metal ya que dañan los sartenes.

  • Batidora

La batidora facilitara tu vida en la cocina, con ella podrás mezclar los materiales necesarios y crear salsas si así lo necesitas, por lo que es un utensilio básico de la cocina

  • Tuppers

Cuando se trata de guardar comida tendrás que recurrir a los tuppers, por lo que es un material necesario para aprender a cocinar.

 

  • Recipientes de cocina

Las ollas, sartenes y cacerolas para cocinar son imprescindibles de manera que necesitaras obtenerlos cuanto antes, en diferentes tamaños y materiales para cocinar alimentos de buena forma.

  • Tabla de cortar

La tabla puede ser de plástico o de madera, esta es completamente necesaria para crear un ambiente seguro para los ingredientes, ya que en su mayoría todos pasaran por este material de forma constante. Debes tenerla cerca siempre.

Si además de la cocina, también te estás interesando por la repostería tendrás que adquirir otros materiales, tales como la báscula, cucharas y vasos medidores. Esto debido a que las recetas en la repostería son más exigentes para lograr el sabor adecuado, de manera que si quieres ser un buen chef gastronómico tendrás que seguir las reglas de cada receta.

Consejos para cocinar

Perder el miedo es el primer consejo que se puede otorgar a una persona que necesita aprender a cocinar. Ya que las personas que no saben cocinar es porque nunca lo han intentado, al dar el primer paso en la cocina podrás adentrarte a un nuevo mundo donde podrás buscar recetas, familiarizarte con los utensilios e ingredientes y elaborar un platillo.

En un principio tendrás que iniciar con recetas fáciles, no debes pretender elaborar un plato con una receta famosa y difícil. En el mundo de la cocina existen de muchos tipos, con diferentes niveles por lo que te recomendamos que optes por una receta sencilla.

Experimenta con los condimentos y los sabores, pero nunca hagas esto con el tiempo, ya que es necesario que cada ingrediente se cocine con el tiempo estipulado tanto para crear un sabor fenomenal como para no poner en peligro la vida de tus comensales.

Ahora que sabes que se necesita para aprender a cocinar, puedes acudir a un curso, no debes perder tiempo ya que ahora puedes iniciarte en el mundo gastronómico con recetas simples, con el tiempo podrás mejorar tus habilidades solo debes practicar.

Recetas sencillas para aprovechar el sabor de la miel

El sabor de la miel, le convierte en un excelente sustituto del azúcar para endulzar diferentes recetas; pero esa no es la única ventaja que supone, pues las mejores variedades del alimento, carecen de los procesos industriales a los que se somete el azúcar refinado, manteniendo así sus propiedades naturales, de ahí que es mucho más sano. ¿Qué se puede preparar con miel? ¡De todo! a continuación algunos ejemplos y ya sabes busca una venta de miel para comenzar a preparar estas sabrosas recetas.

La miel, opción más natural para endulzar

Aunque la dulzura que le caracteriza le convierte en ingrediente ideal para postres, lo cierto es que la miel es igual de perfecta en la preparación de verdura y carne; como prueba, se traen una receta de cada uno:

Berenjenas con miel:

Los ingredientes necesarios para la preparación son:

  • 2 berenjenas medianas o 1 grande
  • 250 ml de aceite de oliva
  • 1 taza de harina
  • 80 gr de miel
  • 1 pizca de sal

Modo de preparación: lavar, secar y cortar en rodajas gruesas la berenjena, antes de esparcir ambas caras de cada rodaja, con un poco de sal. Utilizar papel de cocina para retirar el exceso de agua. Acto seguido, calentar el aceite en un sartén donde freír las rodajas tras rebozarlas en harina, dorando los dos lados.

Teniendo todas las piezas listas, disponerlas sobre papel de cocina para quitar el excedente de aceite, servir y salpicar con miel.

Pollo asado con limón y miel:

Este giro al clásico pollo asado demanda contar con:

  • 1 pechugas de pollo
  • ½ cucharadita de salsa de soja
  • 1 cucharadita de miel
  • El zumo de medio limón
  • Sal y pimienta (cantidad necesaria)

Elaboración: aderezar la pechuga con sal y pimienta al gusto; aparte, preparar una marinada combinando el zumo de limón, la miel y salsa de soja, resultado del cual se verterá la mitad, sobre el pollo cuidando que la pieza quede bien cubierta.

Llevar al horno precalentado a 180º por unos 10 minutos; transcurrido este tiempo rociar con la salsa restante y devolver al horno para que termine la cocción – generalmente, alrededor de 15 minutos más – pero cuidando que no se seque.

Torta o pastel de miel

Entre tantas recetas de torta de miel, la elegida para esta ocasión requiere de:

  • 140 gramos de mantequilla
  • 170 gramos de miel
  • 200 gramos de harina con levadura
  • 2 huevos batidos
  • 80 gramos de azúcar
  • Agua

Preparación: llevar a una sartén la mantequilla, azúcar, miel y una cucharada de agua, mezclando hasta incorporar. Verter el resultado en un bol para que una vez frío, se combine con el resto de los ingredientes. La mezcla obtenida ira a un molde para hornear a cocción moderada durante 45 minutos.

Cazuela de mariscos

Cazuela de mariscos. En este artículo te explicaré los pasos que debes seguir para cocinar una deliciosa cazuela de mariscos.

mariscos

En primer lugar hay que aclarar que el término ‘marisco’ hace referencia al grupo de animales invertebrados marinos que son comestibles. Por ende, dentro de este grupo encontramos a los langostinos, percebes, camarones y cangrejos.

La cazuela de mariscos puedes acompañarla con arroz. El arroz es un alimento perfecto al momento de buscar un acompañante al pescado. Por este motivo es que decidimos incluirlo en esta receta.

Ingredientes

  • 1 kg de mariscos
  • 2 tomates
  • ½ kg de arroz
  • 1 diente de ajo y una cebolla
  • Aceite
  • Sal
  • 1 litro de caldo de verdura

Preparación

Lo primero que tienes que hacer es ponerte a rallar el tomate. Inmediatamente hayas finalizado con el tomate tienes que picar la cebolla y el ajo.

El recipiente que vas a utilizar para hacer la cazuela tienes que meterlo a calentar en una hornalla con un poco de aceite. Aquí es cuando tienes que ingresar la cebolla, el ajo y el tomate.

Ahora tienes que ingresar el caldo de verduras junto al arroz. Una vez agregado el arroz debemos dejar que dejar que se cocine el mismo durante el tiempo que indique el envase (generalmente entre siete y ocho minutos).

Finalizado este plazo tienes que agregar los mariscos. Ahora tienes que dejar que se cocinen durante unos 10 minutos.

Te darás cuenta que tienes que quitar la cazuela del fuego cuando hayas notado que el caldo se evaporó por completo.

La receta ya está finalizada, pero es necesario aclarar que existen diferentes variantes para elaborar esta cazuela. Las variaciones van desde los condimentos hasta los ingredientes que metemos en la cazuela. Es por ello que le damos la libertad suficiente al cocinero para que dé lugar a su creatividad al momento de cocinar esta cazuela de mariscos.

Lo mas buscado:

Productos congelados

 

Un alimento congelado se diferencia de uno fresco en que ha sido sometido a un procedimiento mediante el cual se disminuyó su temperatura al punto de convertir en hielo su contenido en acuoso a fin de alargar su vida útil para retrasar su consumo sin perder sus cualidades en sabor, olor y apariencia. Adicionalmente, este procedimiento le libera de microorganismos que pueden afectar su integridad nutricional.

 

Contrario a lo que muchas personas piensan, los alimentos frescos no siempre son la mejor opción en cuanto a calidad nutricional, pues la manipulación de la cual son objeto antes de llegar a su cocina o a su mesa en muchos casos es poco dedicada.

 

Por su parte, un alimento que se prepara para ser congelado, se manipula con mucho cuidado, pues el principal objetivo es conservar su valor nutricional al máximo.

 

Es posible que los alimentos naturales congelados contengan mayor concentración de vitaminas y minerales que aquellos que han sido solo refrigerados.

 

Es importante conocer además, que los alimentos naturales que se congelan inmediatamente después de su recolección (en el caso de verduras y frutas, incluso el queso) tenderán a conservar su sabor, frescor y valor nutricional, en tanto que aquellos alimentos que se cocinan o precocinan antes de ser congelados no. Estos alimentos, por lo común, se presentan al consumidor como una opción de “comida rápida”. Sin embargo, suelen agregarse a su preparación una serie de ingredientes cuyo propósito es conservarlos artificialmente.

 

Entre ambos grupos de alimentos, los naturales congelados y los precocidos congelados, los primeros suelen ser más recomendados que los segundos, por ser más saludables.

 

En cuanto a la practicidad y comodidad que brindan al consumidor, los alimentos naturales congelados también llevan la delantera tal como nos comentan en Eurofrits, puesto que suelen presentarse limpios, pelados, cortados. Para consumirlas, bastará con cocerlas en agua hirviendo por pocos minutos.

 

Igualmente importante es tener en cuenta que una vez descongelado un producto, en especial los alimentos, no deberán someterse nuevamente a un proceso de congelación pues se corre el riesgo de incorporar bacterias y microorganismos potencialmente peligrosos para la ingesta humana.