Tamagoyaki

El tamagoyaki es una clásica y deliciosa tortilla de huevos japonesa que destaca por su particular forma y sabor. Es una receta de ingredientes sencillos pero de preparación compleja que requiere celeridad y precisión para hacer correctamente, pero que con practica cualquiera puede dominar.

  • Un Tamagoyaki, o también denominado dashimaki, es una especie de tortilla de huevo que se puede encontrar en la cocina japonesa. Se suele servir como parte del desayuno en Japón o en platos de sushi. Wikipedia

     

Ingredientes:

  • 4 huevos batidos
  • 3 cucharadas de sopa dashi (de no poder encontrar este ingrediente, puedes sustituirlo con una preparación de caldo de carne de res al que le agregues un poco de salsa de soya y azúcar).
  • 2 cucharadas de azúcar (puedes agregar menos si así lo deseas).
  • Aceita para cocinar

Preparación;

Aunque tradicionalmente el tamagoyaki se hace en un sartén cuadrado especialmente diseñado para esta tortilla, el plato puedes cocinarlo en cualquier sartén, siempre y cuando este sea anti-adherente.

1. Mezcla los huevos batidos, el caldo dashi (o la preparación de res) y el azúcar, bátelos hasta que quede una solución uniforme.
2. Precalienta el sartén y rocía la superficie con aceite para cocinar, luego añade una capa fina de la mezcla hasta que esta cubra toda la superficie del sartén
3. Una vez que veas que la mezcla se ha cocinado debes actuar rápidamente, con una espátula levanta uno de los lados y comienzas a enrollarlo sobre si mismo, de tal forma que recojas toda la capa en un cilindro.
4. Levanta ligeramente el cilindro y vierte de nuevo un poco mas de la mezcla, recuerda, usa solo lo suficiente para cubrir la superficie, es muy importante no usar demasiado; deja el cilindro en su lugar encima de la mezcla. (puedes si lo consideras necesario primero aplicar una nueva capa de aceite para cocinar)
5. Una vez que la mezcla se cocine, enróllala nuevamente, esta vez comienza del lado donde esta el cilindro, te darás cuenta que ahora resulta mas fácil hacerlo.
6. Repite hasta que el cilindro tenga el tamaño deseado, (unas cinco o seis veces es un buen numero).
7. Deja que se termine de cocinar, dale cuestas hasta que tenga un color uniforme por todos los lados.
8. Si lo cocinaste en un sartén redondo, dale una forma cuadrada con un rollo de bambú para sushi.
9. Finalmente pica el cilindro en varios trozos y sírvelo, Buen provecho!.

Fuente: japanesefood

Lo mas buscado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *