Ventresca de atún

 

A la hora de aprovechar todas las partes del atún no se deja pasar ninguna pieza que pueda gustar a los consumidores, y en el caso de la ventresca podría decirse que se trata de una de las partes del atún más interesantes ya que su suave sabor resulta de agrado a muchos comensales.

El nombre de ventresca tiene su origen en el lugar en el que se encuentra esta pieza del atún, ya que al encontrarse tan cerca del vientre del atún –en la parte inferior del pez- el nombre de “ventresca” parece ser que es el que mejor identifica esta parte.

¿Y qué caracteriza esta parte de este pescado tan conocido en el mundo de la cocina? Lo cierto es que resulta ser ese sabor tan fino lo que hace que la ventresca sea tan utilizada a la hora de preparar aperitivos y a la hora de realizar cualquier preparación en la cocina.

Una buena muestra de lo bien que está valorada esta pieza es su propio precio, el cual normalmente está por encima del precio del resto del atún, lo cual viene justificado tanto por su buen sabor como por su alto aporte de ácidos grasos polinsaturados que resultan ser ideales para reducir los riesgos de tener una enfermedad cardiovascular. Al fin y al cabo el pescado ya es saludable de por sí de modo que si a ello se le suman las cualidades de esta pieza lo que se obtiene es una comida recomendable para personas de cualquier edad.

Una de las partes del atún mejor cotizadas es sin lugar a dudas la que se encuentra en la zona cercana al vientre del atún. No se trata ni más ni menos que de la ventresca de atún, la cual probablemente le resultará familiar a más de un lector debido a que se trata de un producto muy utilizado a la hora de preparar aperitivos y a la hora de acompañar las comidas con un toque exclusivo.

La enorme cantidad de recetas de pescados que puede aplicarse a esta parte del atún hace que se trate de una pieza muy codiciada cuyo precio supera notablemente al precio de cualquier otra parte del atún. Es por ello por lo que la ventresca resulta tan exclusiva y tan difícil de encontrar en cualquier restaurante ya que solamente los mejores establecimientos ofrecen este plato en su menú (salvo sendas excepciones no se trata de una parte del atún demasiado solicitada en las comidas).

De igual manera Internet en este caso resulta muy útil en el sentido de que desde alguna tienda online de alimentación es posible hacerse con la ventresca a precios más o menos competitivos. De esta forma uno se ahorra tener que andar de supermercado en supermercado preguntando por esta parte del atún, la cual no siempre se encuentra a la primera en este tipo de establecimientos, y en el caso de encontrarse muchas veces hay que desembolsar una cantidad de dinero muy superior a la que se puede encontrar en la red.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *